Muchos niños no realizan deporte por miedo a romper las gafas y muchos otros se las quitan para practicarlo, lo que hace que realicen la actividad con una visión reducida. Esto disminuye su rendimiento. Las lentes de contacto para niños y adolescentes es una gran solución.

¿Pueden llevar lentes de contacto los niños?

No existe una edad mínima o recomendada para que los niños puedan utilizar lentes de contacto. De hecho, los especialistas destacan que casi todos los niños entre 6 y 8 años pueden ser buenos candidatos para usar lentes de contacto.

Sólo hay que preocuparse por los hábitos de higiene, es decir, que tenga las manos limpias en el momento de ponerlas y quitarlas y mantenerlas limpias. Para los niños, las lentes diarias son una buena opción, ya que no requieren tanto mantenimiento. Unas nuevas cada día.

Ventajas de las lentes de contacto para niños

Mejor rendimiento

Las lentes de contacto cubren más campo visual que las gafas. En muchos deportes de equipo tener una mejor visión periférica puede marcar la diferencia.

Mayor sujeción

Si has usado alguna vez gafas, sabrás que los movimientos rápidos hacen que se resbalen. Y mejor no hablamos de cuando resbalan por sudor.

Con las lentillas practicar deportes como el tenis en los que sus manos están ocupadas es mucho más cómodo.  Además, también evitan distracciones. Los peques pensarán solo en el deporte y no en controlar sus gafas o evitar que se caigan.

Deportes de agua

Adiós a las gafas en los deportes de agua. Está claro que existen gafas de agua graduadas y pueden ser una buena opción si su uso es muy frecuente. Aunque otra buena opción es utilizar lentes de contacto y gafas de agua sin graduar.

La visión en los niños cambia casi anualmente. De esta forma te evitarás comprarles unas gafas de agua graduadas cada verano.

Deportes de contacto o con protección

En algunos deportes como la lucha libre o el fútbol, una caída o un mal movimiento de un compañero puede hacer que las gafas causen pequeñas lesiones. Además, en los deportes que se necesita protección como cascos es uso de lentillas es mucho más cómodo.

Con las lentes de contacto los pequeños disfrutarán mucho más de la experiencia del deporte.