Estamos acostumbrados a hablar de quemaduras solares en los meses más calurosos del año, pero… ¿has oído hablar sobre quemaduras solares en los ojos? Seguramente no. Y aunque los efectos no sean tan visibles como las quemaduras de tu piel, sufrir quemaduras solares en los ojos puede causar problemas visuales tanto a corto como a largo plazo.

¿Cómo se producen las quemaduras solares oculares?

Las quemaduras solares en los ojos no sólo se producen si miramos el sol directamente, también cuando el sol da a unos ojos de manera indirecta o por el reflejo de los rayos en el agua.

Síntomas de las quemaduras solares en los ojos

  • Enrojecimiento e irritación
  • Lagrimeo
  • Dolor
  • Visión borrosa
  • Sensación de arenosa en los ojos al pestañear

En general, tendemos a echar la culpa de estos síntomas al cloro de las piscinas o a la sal de agua del mar. Aunque realmente, en la mayoría de los casos, los síntomas vienen dados por una exposición sin protección a los rayos del sol.

Asimismo, una excesiva exposición a los rayos ultravioleta puede ser un factor de riesgo importante para sufrir cataratas, degeneración macular y hasta pérdida de la visión.

Consejos para proteger tus ojos de los rayos solares

Aunque los ojos ya se protegen de los ayos del sol de forma natural, su protección no es suficiente. Por ello, os recomendamos las siguientes medidas de prevención engafas para proteger tus ojos de los rayos solares.

  • Utilizar gafas de sol con protección a los rayos ultravioleta e infrarrojos.
  • Elegir gafas con tonalidad oscura, ya que están diseñadas para zonas con luz intensa. Descubre que color de lente es más adecuado para ti.
  • No usar lentes de plástico. Las lentes de vidrio tallado ofrecen mayor calidad y protección.
  • No utilizar gafas de sol cuando no haya sol, ya que los ojos pueden desarrollar hipersensibilidad a la luz.