Si usas lentillas sabrás que su limpieza es igual o más importante que la limpieza de los cristales de nuestras lentes. Las lentillas están en contacto directo con tus ojos. Por ello, te enseñamos cómo limpiar tus lentillas para cuidar tu salud visual.

Lávate las manos: antes de tocar las lentillas asegúrate tener las manos limpias y libres de perfumes o cremas. Además, acuérdate de secar tus manos con una toalla que no desprenda pelusa, ya que estas partículas pueden quedarse pegadas en las lentillas.

Cómo limpiar las lentes de contacto

Limpia y, sobre todo, enjuaga las lentes de contacto con la solución para evitar que se acumulen las partículas de todo el día. Estas proceden del polvo, del maquillaje, de la contaminación… Aunque no se ven, están en el ojo y pueden causar molestias o irritación.

Colócala en tu palma de la mano y con un dedo frota ligeramente la lente con solución desinfectante.

Acuérdate también de limpiar y desinfectar el estuche de las lentillas. Usa la misma solución que se emplea para limpiar las lentes de contacto. Mantén las lentillas en solución desinfectante y cambia la solución a diario.

Importante. Nunca uses agua del grifo ni para las lentillas ni para limpiar el estuche. 

Lentillas Alcon: productos

En Óptica Carolinas te recomendamos los productos para lentillas Alcon, una empresa dedicada a al cuidado de la visión en más de 180 países. Te descubrimos sus variedades de lentillas y los productos para limpiarlas que puedes encontrar en nuestra farmacia: 

  • Lentes de contacto desechables diarias, lentes de recambio mensual y lentes de contacto que permiten el cambio de color de los ojos.
  • Soluciones multiusos y con peróxido de hidrógeno para limpiar, secar y desinfectar las lentes de contacto.
  • Gotas humectantes para proporcionar una mayor comodidad durante el día.
  • Eliminador diario de proteínas que limpia las partículas de proteínas que se forman en las lentillas.

¡Recuerda! Tu salud visual es muy importante. Cuídala.