Los ojos son una de las zonas más delicadas de nuestro rostro. Solemos lavar la parte externa de nuestros ojos junto con el lavado de la cara, pero no somos conscientes de que de los ojos necesitan unos cuidados y unos productos específicos. Te contamos cómo limpiar los ojos de forma correcta.

¿Qué productos utilizo para limpiar los ojos?

Por lo general, con una limpieza diaria del contorno de nuestros ojos con agua y un jabón neutro es suficiente. Aunque si aparecen enfermedades como la conjuntivitis, o simplemente picor de ojos causado por el cansancio o la alergia, es conveniente el uso de productos específicos.

Suero fisiológico

Se trata de una solución estéril de cloruro de sodio al 0,9% en agua recomendada para la limpieza de los ojos. Es útil para la higiene ocular para personas con conjuntivitis o alergias. También se utiliza para limpiar el ojo antes de aplicar algún tratamiento en colirio.

Lágrimas humectantes

Estas gotas humectantes calman los síntomas de irritación, sequedad, cansancio ocular y ojo seco. Además, también son perfectas para los problemas de secreción lagrimal.

Toallitas estériles

Es el producto más higiénico y práctico para limpiar los ojos. Al estar envasadas evitan su contaminación. Además, están humedecidas con productos que limpian y ayudan a desinflamar la piel alrededor del ojo. Son perfectas para la limpieza diaria de párpados, pestañas y contorno ocular.

Desmaquillantes

El maquillaje puede causar daños en el ojo. Por ello, es de gran importancia que se utilice maquillaje para ojos y pestañas de calidad y, por supuesto, que cumplan las normativas sanitarias.

Los productos desmaquillantes pueden causar irritación si entran en contacto con el interior del ojo. Para desmaquillar los ojos, la mejor opción es realizar el movimiento en dirección a la nariz.

¡Recuerda!

Evita que los ojos entren en contacto con la córnea. Así que no te quedes dormida sin antes limpiarte la cara y evita frotarte los ojos mientras llevas el maquillaje puesto.

 

¡Cuida tu salud ocular!