Correr, jugar, extraescolares deportivas, saltar a la comba… No dejes que tu hijo deje de hacer sus actividades preferidas por miedo a romper sus gafas de vista. Olvídate de tener que comprar o arreglar sus gafas graduadas cada mes. La mejor opción para asegurar la vista de tu hijo, su actividad y tu bolsillo son las gafas de silicona para niños.

Las gafas de vista de tu hijo han de ser cómodas, adaptables, duraderas, resistentes y, sobre todo, flexibles. Es decir, gafas prácticamente indestructibles.

Nano Vista

Bajo esta filosofía, la marca de gafas Nano Vista ha creado las colecciones Nano Optical y Nano Baby, pensada para los niños que más se mueven y para las primeras gafas de vista.

Las gafas Nano Vista son 2 gafas en 1: incorporan dos sistemas de sujeción para adaptarse a todos los momentos que acontecen en el día a día de los niños.

Sistemas de sujeción:

  1. Varillas para el cole, con la posibilidad que sean recubiertas de silicona.
  2. Banda elástica para jugar.

 

Qué tener en cuenta a la hora de comprar gafas para niños

  1. Las gafas tienen que tener el tamaño adecuado y proporcional a las facciones de la cara del niño. Para saber que la montura que hemos elegido es la correcta, no tiene que sobrepasar de las cejas ni que se apoye en las mejillas. Por ello, Nano Vista tiene gafas dependiendo de la edad de cada niño, desde bebés hasta adolescentes.
  2. Las patillas tienen que tener la longitud adecuada para que se puedan colocar en las orejas sin molestias.
  3. El puente de la montura se tiene que apoyar a la perfección en la nariz.
  4. La lente tiene que cubrir todo el ojo y llevar un tratamiento antirrayado y antireflejante.
  5. Y lo más importante… tienen que estar hechas de un material flexible que resista los golpes o tirones sin dañar las gafas. Como las gafas Nano Vista, hechas de silicona. Han de ser resistentes y con cristales a prueba de golpes.

Acude a Farmacia Óptica Las Carolinas y asegúrate de que tu hijo tenga las gafas más adecuadas para él.