Seguro que has escuchado alguna vez que tenemos que reventar los granos para que desaparezcan antes. Nada más lejos de la realidad. Existe un gran número de falsos mitos sobre el acné. ¿Sabes cuáles son ciertos y cuáles no? Para saberlo primero necesitas saber un poco más sobre el acné.

¿Qué es el acné y quién lo padece?

Es una enfermedad común de la piel que provoca la aparición de los tan temidos granos. Las espinillas se forman cuando los folículos pilosos se tapan con grasa y células cutáneas muertas.

El acné suele localizarse sobre todo en la cara y puede extenderse al cuello, escote y espalda.

Los granos no distinguen de género o edad. Cualquier persona puede tener. Aunque no se sabe exactamente cuál es la causa, los cambios hormonales propios de la adolescencia y del embarazo tienen relación directa con su aparición.

 

Mitos de la aparición del acné

Existen muchos factores que empeoran el acné, pero a diferencia de lo que se cree, no lo crean. Te desmentimos los mitos más comunes sobre la aparición del acné:

Te salen granos con el estrés

El estrés no produce acné. Lo que sí que es cierto es que si ya existe la enfermedad puede empeorarla con la aparición de más espinillas.

El chocolate produce acné

No está demostrado que la comida grasa o el chocolate sean una causa directa de la aparición de granos.

No te limpias bien la cara

La suciedad de la piel no causa el acné. De hecho, limpiar la piel con demasiada frecuencia y fuerza puede irritarla y empeorar el acné.

Con el maquillaje te salen granos

El maquillaje empeora el acné, pero no lo crea. Además, esto sólo ocurre si utilizamos cosméticos con aceite que obstruye los poros.

El acné desaparece sólo

Aunque mejora con el tiempo, el acné no desaparece solo. Ni se van los granos por arte de magia ni desaparecen al explotarlos. Lo cierto es que al explotarlos tenemos la sensación de que desaparecen a nivel visual, pero la realidad es que empeoramos la situación dejando secuelas o infectando el grano.

 

Tratamientos y prevención

¡Recuerda!

Lo más importante es realizar limpiezas faciales diarias y mantener el hábito. Estas rutinas son casi más importantes que las cremas, ya que con la limpieza abres el poro y extraes la suciedad.

Además, existen muchos tratamientos que ayudan a su desaparición y previenen secuelas y cicatrices. Desde Farmacia Carolinas te recomendamos:

Everclean

Gama Everclean para el acné en adultos.

Acniben

Gama Acniben para el acné adolescente y hormonal.

 

Clear Face de Sebamed

Gama Clear Face de Sebamed para una limpieza en profundidad de las pieles acneicas y con puntos negros.