Las lentillas en verano se resecan con el calor y el sol propio del verano. Esta sequedad puede dar lugar a complicaciones más graves como infección ocular. Además, su contacto con el agua del mar o de la playa puede agravar la irritación. Por ello, en Farmacia Óptica Las Carolinas os aconsejamos la utilización de lentillas de uso diario.

Lentillas diarias

El uso de lentes de contacto diarias en verano puede evitar la contaminación ocular. Las bacterias, agentes químicos y sal marina que contienen el agua del mar y de las piscinas pueden provocar problemas de irritabilidad y escozor en los ojos. Además, el cloro y la sal marina contribuyen a la aparición de conjuntivitis y queratitis.

Al cambiarte las lentillas a diario también evitas la exposición a factores ambientales propios del verano que son desfavorables para nuestra salud ocular. La sequedad por el calor y el aire acondicionado afectan directamente a la lentilla.

Lentillas quincenales o mensuales

Si se usan lentillas quincenales o mensuales se deben limpiar, desinfectar y almacenar bien en el estuche con líquido. La contaminación ocular en verano es mucho más común debido a las partículas de la arena de la playa y a la irritabilidad que produce el agua de piscinas y mar.

¡Cuidado! Las soluciones de limpieza y mantenimiento de las lentillas no deben exponerse a temperaturas superiores a los 30º C. Recuerda no dejar la solución ni los estuches de las lentes de contacto en la bolsa de la playa o en el coche.

 

¡Recuerda! Es muy importante que tomes todas las precauciones necesarias en caso del uso de lentes de contacto en la playa.

 

5 consejos si usas lentes de contacto en la playa

  1. Usa gafas acuáticas para evitar el contacto de la lentilla con el agua.
  2. No te quites las lentillas justo al salir de la piscina o del mar, espera un poco a se hidraten bien.
  3. Cuando te quites las lentillas después de la exposición al sol, al agua o al aire acondicionado, ponte gotas oculares para hidratar los ojos.
  4. Usa gafas de sol, sobre todo en la playa donde los granitos de arena puedan entrar en los ojos y al contacto con las lentillas causar molestias.
  5. Si los ojos te pican o escuecen no uses las lentes de contacto durante unos días.

Reduce el riesgo de contaminación bacteriana gracias al uso de lentillas diarias en verano.