Los ojos junto con la piel, son una de las partes del cuerpo que más pueden sufrir las consecuencias del sol de verano. Por ello debemos de protegerlos igual que hacemos con la piel.

Pero, no nos sirve con utilizar cualquier tipo de gafas de sol. Unas gafas de sol adecuadas deben de tener filtros de protección que absorban las radiaciones ultravioletas y estar homologadas.

¿Cómo elegir las gafas de sol?

¿Qué son los filtros de protección?

Los filtros de protección UV utilizados en las lentes de las gafas de sol absorben por completo los UVA y los UVB.

Los filtros de protección se categorizan según la luz que permite pasar la lente de 0 a 4.

El filtro reduce la cantidad de luz visible que alcanza el ojo evitando que nos deslumbremos. La Normativa Europea, clasifica la protección que pueden y deben ofrecernos las lentes destinadas a gafas de sol en 5 niveles, del 0 al 4, de menor a mayor protección según su capacidad para absorber rayos UV.

Para elegir las gafas de sol debemos tener en cuenta el uso que les vamos a dar y en función de éste elegir un filtro adecuado.

 

Las gafas de sol y el deporte en verano

En verano es imprescindible utilizar gafas de sol si vamos a realizar deporte al aire libre. Principalmente, porque el sol puede deslumbrarnos y podemos sufrir accidentes derivados, como caídas o golpes con pelotas. Asimismo, con el uso de gafas de sol adecuadas podemos evitar que insectos u otras partículas suspendidas en el aire impacten en los ojos, mientras montamos en bici o corremos.

Otras recomendaciones importantes a la hora de elegir gafas de sol

  • Es muy importante, saber que las gafas de sol SOLO nos protegen de la luz INDIRECTA del sol. Por tanto, nunca debemos mirar directamente al sol, aunque nuestras gafas de sol tengan un filtro 4, ya que nuestros ojos podrían dañarse gravemente.
  • La gente que tiene los ojos más claros (igual que ocurre con las personas que tienen la piel más clara) necesitan mayor protección.
  • Demos utilizar gafas de sol homologadas para evitar posibles daños. Por ello, es totalmente recomendable acudir a una óptica para adquirir unas gafas de sol; y no adquirirlas en puestos ambulantes o tiendas generalistas.
  • Debes fijarte en el distintivo CE, si las gafas de sol están homologadas y cumplen la legislación europea, debe llevar el distintivo impreso en la montura.
  • Es recomendable elegir gafas de sol que sean ligeramente curvadas adaptándose a la forma de la cara, de forma que protejan también los laterales. La gran mayoría no lo hace, y la luz se filtra.

Si estás buscando gafas de sol y necesitas consejo, ¡pregúntanos!